LOS ÁNGELES DEL LLIT DE LA MARE DE DÉU DE BINISSALEM, UNA LABORIOSA RESTAURACIÓN

Escultura
Los ángeles custodios de Binissalem restaurados

Dentro del convenio anual entre el Consell de Mallorca y el Obispado de Mallorca, destinado a la conservación del patrimonio eclesiástico, se llevaron a cabo en el año 2015 varias intervenciones de restauración en diferentes obras de la parroquia de Binissalem

Se recuperaron un armario relicario del siglo XVI atribuido a Gaspar Oms, tres pinturas del siglo XVIII, y dos esculturas que representan a dos ángeles del conjunto del Llit de la Mare de Déu

El proceso de restauración de estas dos esculturas representó un trabajo arduo, solamente el traslado hasta el taller supuso un esfuerzo de coordinación en equipo y fuerza humana. Se llevaron a nuestras dependencias en mayo de 2015, y permanecieron hasta abril de 2016.

Los ángeles del conjunto de la Dormición de la Virgen previo a la intervención

Una vez instalados en el taller, y después de la impresión inicial del equipo de restauración ante el reto que se presentaba, no tan solo por la dificultad y el volumen de trabajo, sino sobre todo por el límite de tiempo que comporta la aceptación de una subvención, nos pusimos manos a la obra.

Detalle del estado de los ángeles antes de la restauración

Antes de iniciar la restauración realizamos un estudio exhaustivo de las imágenes, tanto histórico-artístico, como técnico-material y de estado de conservación.

Estado de uno de los ángeles antes de la restauración

La documentación histórico-artística fue elaborada por la historiadora del arte Aina Pasqual y el investigador Jaume Llabrés

El conjunto del Llit de la Mare de Déu proviene del desaparecido convento de Santo Domingo de Palma y sigue la misma tipología que el de la Catedral, aunque el de Binissalem tiene influencia de la escultura barroca del siglo XVIII, tanto por su gestualidad exagerada como por el tratamiento dinámico de sus vestimentas. 

Esta representación se remonta al siglo XVI y se mantiene en la mayoría de iglesias de Mallorca, ubicando en medio de la nave central un catafalco sobre el que se sitúa el lecho con la imagen de María yacente, y cuatro ángeles custodiándola y sosteniendo el dosel con unas varas. 

Según información oral, el conjunto íntegro se expuso en la parroquial de Binissalem hasta mediados de los años 60. 

Después por alguna razón se abandonaron y degradaron notablemente, hasta tal punto que en una fotografía de Jeroni Juan Tous queda patente que en algún momento sólo se exponían ya, dos de los cuatro ángeles.

Fotografía de Jeroni Juan Tous en la que aparecen solo dos de los cuatro ángeles
 
Formalmente se trata de esculturas exentas, de gran envergadura, de unos dos metros de altura y 130 kilos de peso. Ataviadas con túnicas y vestidos ceñidos a la cintura, cazando sandalias. 

Sus cabellos son largos y rizados y en la espalda se insertan dos grandes alas. Con la mano sujetan una empuñadura donde se inserta la vara que sostenía el dosel. 

El trabajo pictórico es de gran calidad. La combinación entre metalización y policromía, posibilita la creación de texturas diferentes para representar un repertorio textil muy variado: encajes, brocados, damascos.

Repertorio textil de los ángeles de Binissalem

Los materiales constitutivos de ambas imágenes lo componen una pieza central de madera, a la que se le añaden otras que forman los volúmenes más sobresalientes, como los brazos o los volantes de las vestiduras, utilizando espigas y clavos para su sujeción. 

Encima una capa homogénea y gruesa de yeso aglutinado con cola, unifica la superficie para acoger las capas polícromas. 

Estas están ejecutadas con la técnica de la pintura al óleo en las carnaciones, pintura al temple en los estofados de vestiduras y alas, y pan de oro y plata en las metalizaciones. 

Técnicas de las capas policromas

Las causas de los deterioros fueron debidas a múltiples factores de tipo ambiental, biológico y antropológico. 

De todos estos los originados por la mano del hombre ha sido el más patológico, ya que de estas acciones se han derivado las demás. 

Así, la falta de mantenimiento y el abandono que sufrieron los cuatro ángeles durante años fue el que desencadenó una serie de factores destructivos. 

Las causas principales han sido la humedad directa, acumulación de suciedad, poca ventilación, proliferación de insectos, y sin el uso litúrgico por el que fueron creados. De estos otros factores el más devastador, sin lugar a dudas, es la acción de la termita

Del conjunto de los cuatro ángeles, encontramos que a uno solamente le queda la cabeza.

Detalle de la cabeza de uno de los ángeles

Y otro presenta un estado ruinoso sin prácticamente soporte de madera.

Estado ruinoso de uno de los cuatro ángeles

Un tercero sin base ni pies y un cuarto que ha conservado su apoyo.

Estos últimos, objeto de la actual restauración, presentan otras causas que han afectado notoriamente a su conservación, como el hecho de estar sometido a una humedad directa, provocando la disgregación de gran parte de la preparación y policromía.

Las patologías existentes quedan reflejadas en los informes técnicos derivados de la restauración. 

Uno de los ángeles no tenía pies ni base de apoyo, por lo que no se podía mantener en vertical y debía estar durante la intervención en posición horizontal, con las dificultades que ello conllevaba, hasta que dispusiera de unos nuevos pies y base para apoyarse. 

Ángel custodio sin pies ni base de apoyo

El otro que en un principio se presentaba de pie, durante el traslado se separó la base del resto y dejó al descubierto la acción destructiva de la termita. La nube donde se apoyan los pies y parte de la peana estaba destruida.

Ángel con nube y peana destruidas por la acción de las termitas

Así que ahora estaban los dos ángeles en posición horizontal. 

Empezamos fijando las capas polícromas que presentaban levantamientos, a la vez que íbamos desinsectando el soporte de madera, y consolidando con ayuda de espigas y colas todas aquellas piezas que presentaban movimientos o estaban desprendidas, para poder manipular las imágenes sin peligro. 

Fijación de capas policromas, desinsectación de madera y consolidación de piezas
 
Mientras, se estabilizó la base y la nube separadas para poder poner lo antes posible el ángel de pie, y seguir con más comodidad el proceso de restauración.

Consolidación de la base y la nube de la escultura

Para la ejecución de unos nuevos pies al ángel que no tenía, se sacaron moldes de los pies de la otra imagen y réplicas en yeso ajustándolo a las pérdidas.

Finalmente, un especialista en talla, hizo una copia exacta en madera, además de la nube, y un carpintero realizó una nueva base cuadrangular y reforzó la existente. 

Realización de los nuevos pies para la escultura
 
Para colocar y ajustar los pies, nube y base, era necesario elevar las imágenes en el aire con la ayuda de polipastos y cintas pasadas por los brazos.

Imagen elevada para proceder a la colocación y ajustes de los pies

Una vez los ángeles se sostuvieron sobre su base con total garantía, se siguió con la siguiente fase: rehacer otros volúmenes perdidos

Recuperación de volúmenes perdidos

Tras esta se procedió a la limpieza química en la que se retiran las capas superficiales de suciedad y repintes.

Limpieza química de las esculturas

Por último se realizó el estucado de las numerosísimas lagunas para finalmente aplicar color sobre ellas mediante una técnica reversible y discernible.

Estucado de las lagunas y aplicación del color

Aplicación del color

Todo ello siempre siguiendo los criterios actuales de restauración. 

Antes y después de la restauración de las esculturas
 
Después de varias décadas sin hacerlo, por fin en la fiesta de la Virgen de agosto de 2016, los dos ángeles volvieron a custodiar a la Virgen Yacente en la parroquia de Binissalem (Foto de Vicenç Mates).

Ángeles custodios en la parroquia de Binissalem el 16 de agosto del 2016

EL SANT CRIST DE LES ÀNIMES DE LA IGLESIA DE FORNALUTX, UN RETABLO RESCATADO

Retablos
Retablo del Sant Crist de les Ànimes de Fornalutx

En el mes de abril del 2016 iniciamos la restauración del retablo del Santcrist de les Ànimes de la parroquial de Fornalutx, han sido cinco meses intensos de trabajo en esta obra del siglo XVII, realizada por el escultor Pere Pou, discípulo de Jaume Blanquer.

La iglesia que alberga esta pieza padece un grave problema, que detectamos en el año 2008 durante la recuperación de otros tres retablos: la acción devastadora de las termitas, favorecida por la elevada humedad y la escasa ventilación del edificio. 

Se trata de un retablo camarín integrado por predela, cuerpo principal de tres calles y ático. Tiene escultura exenta, relieve, pintura sobre tela y tabla policromada.

Retablo del Sant Crist de les Ànimes de Fornalutx antes de la restauración

El programa iconográfico se desarrolla en las pinturas que decoran el retablo, y que acompañan la imagen escultórica del Santcrist, formando parte del círculo de la pasión.

Detalle de las pinturas antes y después de la restauración

Respecto a su construcción, toda la estructura es de madera y se apoya desde el centro sobre un bancal de piedra, a partir del cual se desarrolla el retablo.

Las capas pictóricas se combinan con el dorado, marmoleados y estofados. Tanto la figura del Santcrist, como las carnaciones de los ángeles están policromadas con la técnica de pintura al óleo, que es la misma usada en las doce pinturas del retablo.

El estado de conservación era muy deficiente. Los deterioros han sido causados por múltiples factores de índole ambiental, biológico y antropológico. De todos ellos, el biológico relacionado con el ambiental ha sido el más destructivo de todos con diferencia, debido a la acción de las termitas.

En una primera inspección ocular era visible que una de las columnas estaba afectada per la acción de estos insectos, pero lo que nos encontramos una vez iniciada la intervención y a medida que avanzaban los trabajos, fue que gran parte del soporte de madera o bien, estaba afectado por termita activa o bien, destruido

Deterioro notable de los elementos del retablo

Estos insectos en condiciones de humedad elevada y oscuridad, se nutren de la celulosa de la madera, dejando la capa externa polícroma intacta lo que provoca que cuando se detecta sea demasiado tarde. 

Así encontramos dañados elementos estructurales como travesaños, paneles y columnas, y elementos exentos decorativos como ménsulas y esculturas. 

Daños visibles de los elementos del retablo de Fornalutx

Daños visibles de los elementos del retablo de Fornalutx

Los deterioros de índole antropológica se centran en la transformación del retablo sufrida en el siglo XX, tanto en su forma como en su cromatismo. 

El acceso al camarín cambió de ser por un lateral a ser frontal, separando el altar y situando la pintura central de la predela sobre él. También se modificaron los colores originales, y se repintaron los motivos de la pasión de las cartelas. 

Referente a la actual intervención, una vez instalado el andamiaje se retiraron las piezas exentas y las que se encontraban en mal estado para trabajarlas en la zona del coro, transformándolo en taller el tiempo que duró la restauración.

En dicha operación se detectó la actividad de la termita en todo el retablo. Después de una primera limpieza en la que se retiraron acumulaciones de polvo y suciedad, se aplicó un producto desinsectante en todo el soporte de madera.

Limpieza por aspiración de la superficie

Este método no es totalmente efectivo ya que únicamente repele los insectos donde se ha aplicado el producto, y durante un tiempo limitado, pero no los elimina. 

Para ello se contactó con una empresa especializada en erradicar este tipo de infestaciones, acción que se debía emprender al finalizar la actual restauración, en todo el edificio parroquial

Aplicación del tratamiento antitermitas

Siguiendo con el tratamiento del soporte deteriorado, se aplicó un producto consolidante con el fin de endurecer las zonas más debilitadas. 

Después en una fase de larga duración, se rellenaron o sustituyeron zonas donde la madera había desaparecido, por maderas nuevas y/o resinas recuperando la solidez. 

Reintegración volumétrica en las zonas donde la madera estaba destruida

En la fase de limpieza se retiraron las policromías aplicadas sobre las originales de más baja calidad, recuperando la gama cromática y los motivos representados originales. 

También las capas de suciedad y humo provenientes de antiguas iluminaciones, quedando a la vista la notable calidad del pan de oro. 

Retirada de las policromías aplicadas, capas de suciedad y humo

Posteriormente se nivelaron las lagunas existentes y zonas rehechas, con estucos tradicionales, para seguidamente aplicar el color correspondiente siguiendo criterios actuales y /o dorar con pan de oro fino.
 
Estucado de los elementos y aplicación del color

Aplicación de los dorados

Aplicación del color

Respecto a las pinturas sobre tela, se eliminaron las deformaciones que presentaban al retirar los barnices oxidados y reforzando el soporte con tela sintética. 

La restauración de la imagen del Sant Crist consistió en la retirada de la repolicromía existente recuperando su policromía original, de mejor calidad y que se encontraba en buen estado de conservación. 

Retirada de la repolicromía existente  en la imagen del Sant Crist

A esta imagen en algún momento de su historia le cortaron ambos brazos a la altura de las axilas, y mediante unas bisagras y telas clavadas lo convirtieron en un Cristo de Descendimiento. 

Reintegración de los brazos a la imagen del Sant Crist

Actualmente la imagen ya no se procesiona, por lo que en la actual intervención se ha recuperado el Cristo como era anteriormente, tallando en madera las zonas mutiladas, estucando y policromándolas después.

Reintegración de los brazos a la imagen del Sant Crist

Una vez se han restaurado todas las piezas, se han colocado de nuevo en su ubicación con sumo cuidado, ya que a pesar de su restauración siguen teniendo un soporte muy frágil. 

La recuperación ha sido subvencionada por el Consell Insular de Mallorca, recibiendo además colaboraciones del Ayuntamiento de Fornalutx, de la misma diócesis y de la Escola Superior de Conservació i Restauració de Catalunya con la participación de dos alumnas en prácticas

Antes y después de la recuperación del Sant Crist de les ànimes

EL RETABLO DEL SANTO CRISTO RECUPERA SU ESPLENDOR EN LA IGLESIA DE SANTA EULALIA

Retablos
Retablo del Santo Cristo de la parroquia de Santa Eulalia restaurado

El Obispado de Mallorca a través del Taller del Bisbat ha realizado la restauración del Retablo del Santo Cristo de la parroquia de Santa Eulalia en Palma, gracias a la subvención económica otorgada por el Consell Insular de Mallorca. 

La intervención ha durado tres meses, siendo siete los restauradores que han participado.

RESTAURACIÓN DEL CONJUNTO ESCULTÓRICO DEL ORATORI DEL ROSER VELL DE POLLENÇA

Escultura
Conjunto escultórico restaurado del Roser Vell de pollença

El Taller del Bisbat ha sido el encargado de la recuperación de este conjunto de ocho esculturas  conservado en el oratorio del Roser Vell de Pollença

Es una escena dramatizada del llanto sobre el Cristo yacente, que representa un testimonio excepcional de la escenografía litúrgica de la pasión, correspondiente al Viernes Santo.